Bienvenid@s!!

En este Blog me gustaría hablar de uno de los tipos de enfermedades de mayor polémica y al mismo tiempo desconocimiento en la actualidad... las enfermedades cerebrales. El cerebro es una de las partes más desconocidas del organismo, por ello me intriga y por ello trataré temas relacionados con él. Además, otros temas relacionados con el cerebro serán tratados y procuraré incluír cosas útiles, como juegos, test, presentaciones, etc. también relacionadas.

Espero que sea de vuestro agrado.
Un saludo, Lidia.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Tipos, síntomas y tratamiento de la esclerosis múltiple

En la entrada anterior hablábamos de la esclerosis múltiple. En esta entrada hablaré de las formas en que se presenta, del diagnóstico y del tratamiento que puede recibir quien la padece.


Tipos de esclerosis múltiple

El curso de la esclerosis múltiple no se puede pronosticar. Algunas personas se ven afectadas de forma leve por su enfermedad, pero otras ven cómo su enfermedad avanza rápidamente hasta llegar a la incapacidad total. La mayoría de afectados se sitúa en un término medio. Cada persona experimenta una combinación diferente de síntomas, con lo que podemos distinguir una serie de modalidades definidas en el curso de la enfermedad:

  • Esclerosis múltiple con recaídas o remisiones: Los pacientes sufren recaídas imprevisibles (exacerbaciones, ataques) durante las que aparecen nuevos síntomas o se agravan los que ya tienen. La duración es variable, pueden ser días o meses, pero al final los síntomas remiten; incluso a veces la recuperación es total, pudiendo premanecer la enfermedad inactiva durante meses o años.

  • Esclerosis múltiple benigna: Tras uno o dos brotes en los que la recuperación es completa, esta forma de esclerosis no empeora con el tiempo y no hay incapacidad permanente. Sólo se puede identificar cuando hay una incapacidad mínima a los 10-15 años del comienzo, e inicialmente habrá sido calificada como esclerosis múltiple con recaídas o remisiones. Se tiende a asociar este tipo de esclerosis con síntomas menos graves al comienzo.

  • Esclerosis múltiple progresiva secundaria: Cuando inicialmente la esclerosis múltiple es con recaídas y remisiones, se desarrolla posteriormente una incapacidad progresiva en el curso de la enfermedad, frecuentemente con recaídas superpuestas.

  • Esclerosis múltiple progresiva primaria: Se caracteriza por la ausencia de ataques definidos, pero hay un comienzo lento y un empeoramiento paulatino y constante de los síntomas. Se acumulan las deficiencias e incapacidad que, en un determinado momento pueden estabilizarse, pero que también podrían continuar durante meses y años.
Diagnóstico

El neurólogo se basa en la historia clínica y en la exploración física del paciente. Así que es muy importante que éste explique al médico todos los detalles y síntomas que haya notado. Cuando la esclerosis múltiple es temprana, los síntomas son muy leves y pueden mitigarse espontáneamente, dando lugar a pensar que no está realmente enfermo o que se trata de otra enfermedad; por esta razón su diagnóstico puede prolongarse.

Las exploraciones que van a llevar a un diagnóstico se van a basar en el historial clínico del paciente y en una serie de pruebas:

  • En primer lugar, un neurólogo observa los signos que podrían indicar esclerosis múltiple (movimientos oculares, coordinación de movimientos, reflejos, lenguaje...), pero no puede solo con esto determinar de qué enfermedad se trata.
  • Como la desmielinización provoca un enlentecimiento en la transmision del impulso, se va a medir la velocidad mediante potenciales evocados auditivos y visuales, es decir, colocando unos pequeños electrodos que monitorizan las ondas del cerebro y que indican la velocidad a la que se transmite el estímulo desde que el paciente lo recibe hasta que lo reconoce su cerebro.
  • Luego, una resonancia magnética permitirá al médico observar anomalías en el cerebro mediante las imágenes que genera esta técnica. Pero esta prueba no es concluyente, puesto que las anomalías cerebrales que presenta la esclerosis también se ven en otras enfermedades y, a veces, otras anomalías no son captadas por el examen.

  • La punción lumbar terminará de determinar el diagnóstico: en el líquido extraído de la médula espinal a nivel de las vértebras lumbares se analiza y en él se observan las anomalías propias de la esclerosis múltiple.
Tratamiento

No existen por ahora tratamientos que logren curar la esclerosis múltiple al completo, pero sí hay una serie de tratamientos que modifican su evolución, mejoran los síntomas y rehabilitan al paciente.

Los brotes o recaídas se tratan con corticoides o esteroides, que son antiinflamatorios y reducen la gravedad y duración de los ataques. Los inmunomoduladores modifican la evolución de la enfermedad (interferones, que han de ser revisados por el neurólogo por sus posibles adversidades).

Los tratamientos van a mejorar la calidad de vida del paciente, van a conservar su funcionalidad y van a prevenir discapacidades en el lenguaje, la motricidad, la deglutición, etc. Son muchas veces necesarios los cuidados de enfermería y la atención psicológica. Pero de gran importancia es también el tratamiento personal de la familia y seres queridos cercanos, y, por supuesto, lo que el paciente ponga de su parte:
  • Hablar de lo que pasa y de los sentimientos que la situación le provoca.
  • Tener una actitud positiva de cara a la superación de los síntoma.
  • No rechazar la ayuda de personas cercanas ni de profesionale.
  • Llevar una vida disciplinada y tranquila.
  • Establecer prioridades, estrategias para desarrollar una vida social y pensar en situaciones que hagan sentirse mejor.
  • Determinar objetivos y hacer planes de futuro.
  • Tomar la iniciativa en todo aquello que afecta a uno directamente.
  • No lamentar las decisiones tomadas.
  • Evitar que la enfermedad sea el centro de la vida del enfermo y de su familia.
  • No buscar culpables de la enfermedad ni de lo que no salga bien.
  • Aprender técnicas de relajación para superar las situaciones críticas.
  • No dudar en acudir al psiquiatra, al psicólogo, al fisioterapeuta o a cualquier profesionalque pueda ayudar a superar los trastornos asociados (depresión, pérdida de movilidad, etc.).
Los enfermos con esclerosis múltiple pueden, en muchos casos, llevar una vida activa y medianamente normal si se cuidan. Lo básico es la comunicación: si el enfermo comparte sus sentimientos le ayudará a superarlo.





Un saludo.
Lidia.



Fuentes:
DMedicina
El Mundo
Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Simon Juegos Flash

Sudoku Juegos Flash. Brain training.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
 
ir arriba